Sergio Barrios, Sergio del pueblo (1950-2001)

Sergio Barrios se inscribe dentro de esa lista de personajes tan importantes para la clase obrera, su abnegación al trabajo, su claridad en las ideas del marxismo-leninismo y su capacidad para superar todas las dificultades que impone la burguesía al pueblo trabajador en la búsqueda por un mundo libre de explotadores.


Lo hicieron ser parte de la historia mundial de la lucha de clases. Sergio Barrios adquirió una conciencia comunista desde muy joven, comprendió la necesidad de un Partido propio del proletariado de México; lo fundó, le dio forma y lo condujo por casi dos décadas: el Partido Comunista de México (marxista-leninista). A su vez, dio formación ideológica a comunistas que hoy han tomado la estafeta de la revolución que dejó Sergio al morir.


El legado que Sergio Barrios dejó al proletariado mexicano es hoy un baluarte de la lucha de clases en el país. El PC de M (m-l) fue ideado especialmente para dirigir al pueblo hacia la sociedad socialista; es hoy elemento importante en el espectro de organizaciones democráticas y revolucionarias.


La disciplina, clandestinidad y la sencillez de Sergio eran virtudes necesarias en un comunista, elementos que las nuevas generaciones deberán adquirir al igual que él lo hizo. Para ello será necesario investigar su historia, que es la historia del Partido hasta el momento de su muerte.


El desarrollo del internacionalismo proletario es otra de sus contribuciones al movimiento comunista internacional, impulsó con ímpetu la creación de la Conferencia Internacional de Partidos y organizaciones marxistas-leninistas (CIPOML) haciendo aportaciones importantes para su conformación.


Es precisamente durante la reunión de la CIPOML que lo sorprende la muerte, sus camaradas internacionales son testigos de tan grave deceso. Es a Raúl Marco a quien le toca dar la terrible noticia a los miles de obreros y campesinos congregados en el auditorio Che Guevara de Ciudad Universitaria dos días después, durante la fundación del Frente Popular Revolucionario.


No se podría decir que al morir Sergio se acabó su historia, no, sus enseñanzas quedan en el Partido y sus nuevos militantes, como elementos necesarios para dar libertad a nuestro pueblo. Sergio vive en nuestro Partido y sus ideales se concretan a cada paso que hoy damos en el camino de la revolución socialista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: