2 de Octubre: Combatir el rezago del movimiento estudiantil.

En estos días se cumplen 40 años de la masacre de estudiantes del dos de octubre en la Plaza de las Tres Culturas; la movilización más grande será lógicamente en el Distrito Federal, por ello toma relevancia que este año los ejes acordados por el movimiento en el centro del país- además de la defensa de la educación pública y contra la represión, entre otros- recojan dos tareas sumamente importantes: contra las reformas estructurales y rumbo al Paro Nacional.

Los principales movimientos estudiantiles del país han coincidido con periodos de crisis económica, en los cuales el descontento social provocaba efervescencia política, radicalización de las luchas, impulsada por la organización popular.

Evidentemente los estudiantes no quedaron fuera de este proceso y los resultados constituyen hoy los ejemplos más grandes de lucha estudiantil que tenemos.

La cuestión está en si las organizaciones de hoy son frutos de las luchas pasadas y presentes, pronto quedó bien claro que la organización, sin un seguimiento consecuente y sobre todo, sin movilización, queda como el simple cascarón de lo que en algún momento tuvo gran fuerza.

La movilización, pero también la consecución de objetivos de mayor catadura, fueron los talones de Aquiles del movimiento estudiantil en varias ocasiones, empezando por la más reciente huelga de la UNAM y su Consejo General de Huelga. La organización y la movilización, son una dupla insustituible para mantener una lucha verdaderamente consecuente.

No son pocos los casos de las organizaciones estudiantiles y de todos los demás sectores golpeados, debido a que al adquirir mejores condiciones mantuvieron sus gremios pero dejaron de movilizarse, apagaron sus consignas, y la combatividad se la guardaron bastante bien.

Hoy las cosas son distintas. La situación económica de los trabajadores y nuestro pueblo en su conjunto los obliga a salir a las calles y a la par, los procesos de unidad asumen perspectivas de rompimiento con el régimen, lo cual favorece sobre todo a los trabajadores, la salida de éstos últimos a las calles, con todo y sus sindicatos -muchos de ellos anquilosados durante años – y ello conlleva necesariamente a una situación social más efervescente.

La cuestión es: ¿dónde está el movimiento estudiantil? Sin denostar los esfuerzos realizados por muchas fuerzas, grandes y pequeñas, los intentos por darle cohesión y dirección a las luchas estudiantiles a nivel nacional, han sido abandonados.

No existen organizaciones estudiantiles consolidadas por lo menos en los estados donde se concentran la mayor población de estudiantes, pero sí existen fuertes movilizaciones, comenzando por Oaxaca, Distrito Federal, Michoacán, Estado de México, Zacatecas, etc. Las pruebas más recientes fueron las luchas por la aceptación de estudiantes rechazados en los niveles medio superior y superior.

Aún así, estas luchas tan sólo reflejan una parte del sentir de la gran mayoría de los estudiantes a nivel nacional. La movilización contestataria, espontánea, sigue dominando al movimiento, salvo algunas excepciones que se plantean de forma más seria avanzar en la construcción de referentes que cristalicen la lucha.

Es necesario resaltar, que una parte de estas fuerzas se han comenzado a aglutinar en referentes unitarios estatales, lo cual ya es un gran avance. Aún así, el problema no se resuelve planteando la unidad por sí misma, sino unidad en base a una plataforma sin limitarla sólo a la defensa de la educación pública y gratuita, sino:

 Contra las reformas estructurales: laboral, fiscal, energética, educativa, judicial, etc.

 Luchar contra las reformas estructurales significa luchar contra todas, no sólo contra la que nos afecta directamente –la educativa- , simplemente porque las reformas en su conjunto forman parte del proyecto neoliberal que hoy ya vemos cristalizado, por tanto no es posible detener una sola de ellas.

 Por la salida de Felipe Calderón, por una nueva Constituyente y un Gobierno Provisional Revolucionario.

 Porque está claro que el tipo de gobierno en México y el sistema económico que le da sustento no van a resolver nunca las necesidades de los trabajadores, campesinos, estudiantes, colonos, etc., porque no es su finalidad, porque sus objetivos son asegurar los intereses de las clases dominantes y particularmente en México, los intereses de la oligarquía financiera, que es la parte de la burguesía que domina en nuestro país, la cual llevó a Calderón al poder.

 Por todas las demandas estudiantiles, reivindicaciones políticas y sociales, y todos los resolutivos derivados del Primer Encuentro Nacional Estudiantil realizado los días 9 y 10 de septiembre de 2006 en la ciudad de Oaxaca, resaltando especialmente el derecho de todos los jóvenes a ingresar a los bachilleratos y las universidades.

 Y por una Organización Nacional Estudiantil.

La creación de una organización nacional estudiantil similar a las que existen en países de América Latina y Europa es una necesidad que desafortunadamente no todos los grupos organizados de estudiantes en México comprenden. El movimiento popular en ascenso está falto de uno de sus principales e históricos componentes: los estudiantes combativos.

El movimiento estudiantil de América Latina ha podido responder a la lucha de sus pueblos, precisamente porque se encuentra aglutinado en grandes centrales o federaciones desde hace muchos años en algunos casos, como la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE) y la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador (FESE), que aglutinan a todas las escuelas públicas de ese país y que tuvieron una destacada participación en el derrocamiento de tres presidentes ecuatorianos.

Vinculadas estrechamente con los procesos de lucha en sus respectivos países, nos dan un ejemplo contundente de cómo el movimiento estudiantil puede empujar en nuestro país, no sólo a manera de ejes, sino de lucha concreta, la cuestión de las reformas estructurales, del paro nacional, de la lucha con la clase obrera, los campesinos pobres y las clases populares.

En México existen condiciones objetivas para construir la organización que necesitamos, a lo largo de decenas de años de lucha constante, se han creado referentes que tienen la capacidad para convocar y para organizar a los estudiantes a nivel nacional; la mera conjunción de estos referentes en luchas comunes, que las hay de sobra, pondría en otro nivel de fuerzas a los movimientos estudiantiles locales, aún cuando no estuvieran integradas a un esfuerzo de este tipo.

La Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSUM), la Coordinadora de Estudiantes en Lucha (CUL) que agrupa casas de estudiantes en Michoacán, el Consejo General de Representantes de la Universidad Autónoma de Chapingo, son los principales ejemplos de organizaciones que aglutinan de manera organizada amplios sectores de estudiantes de diferentes escuelas.

Tienen todas las condiciones para convocar a construir una Organización Nacional Estudiantil, así como en ocasiones anteriores han convocado a los Encuentros Nacionales Estudiantiles, los dos primeros realizados en la ciudad de Oaxaca y el último en Chapingo, en 2006 y 2007. Al mismo tiempo, por sus amplias relaciones con la mayoría de los que integran el movimiento estudiantil, pueden realizar una labor de construcción que difícilmente podría asumir una sola corriente o colectivo.
Pero el gran problema, es que incluso considerando que algunas organizaciones pueden observar a través de los detalles de sus luchas, de sus experienci
as al enfrentar al régimen, no se sacuden de su condición gremial, tanto como aquellas organizaciones que adoptan un panorama más amplio tampoco se sacuden de una serie de lineamientos sectarios.

Consideramos que resurge el papel de una organización revolucionaria de la juventud, que en el terreno estudiantil recoja las experiencias concretas, asuma el bagaje de lucha contra el régimen y enfrente la perspectiva de impulsar tal frente estudiantil sobre estas banderas. Una Central Estudiantil Revolucionaria. Los jóvenes revolucionarios son los primeros impulsores consecuentes de ésta tarea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: