Embestida gubernamental contra el movimiento estudiantil

En el sector estudiantil el Estado mexicano es principal promotor de los grupos de esquiroles conocidos como porros, cuyo papel es de apaga fuegos, de represores contra cualquier actividad política estudiantil.

El papel del porro se agudiza con la política de intimidación, confusión y de terror entre la base estudiantil, parte del proceso de fascistización que se extiende ahora a las universidades públicas.

Tan sólo en la UNAM los ataques de porros suscitados el 12 de septiembre a raíz del “clásico” de fútbol americano entre la UNAM y el Politécnico, contaron con la complicidad de las autoridades, pues fue evidente que los porros recibieron luz verde para realizar sus desmanes.

En Michoacán, los activistas estudiantiles promotores del movimiento de aspirantes rechazados en la Universidad Nicolaíta, hasta la fecha siguen sufriendo los procesos penales desatados en su contra por parte del gobierno michoacano, por las acciones realizadas en defensa de la educación pública.

En la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), una vez concluido el movimiento de aspirantes rechazados, se inició una campaña de intimidación contra activistas destacados en el movimiento, de amenazas vía telefónica y en persona, hasta llegar a la agresión física el 6 de octubre, cuando fue golpeado nuestro camarada Javier Antonio, estudiante de la Facultad de Derecho, militante de la UJRM, sólo por pegar un periódico mural en referencia a la matanza estudiantil del 2 de octubre.

Peor aún, el 15 de octubre fue asesinado de 6 balazos, en la entrada de Ciudad Universitaria de la UABJO, otro estudiante de la Facultad de Derecho, inmediatamente los medios informaron que se trataba de un militante del FPR, dato falso.

En realidad se trata de un mensaje filtrado por el Estado, para sembrar temor en las organizaciones político-sociales, pero sobre todo en la comunidad estudiantil; algunos estudiantes incluso han desertado de la universidad por los hechos de violencia.

Los grupos de poder al amparo del Estado, en su línea, contratan grupos de choque con preparación ideológica reaccionaria, además de entrenamiento físico, así como la impunidad que se les brinda a estos grupos porriles para hacer a un lado al movimiento estudiantil a costa de lo que sea.

El crecimiento de grupos porriles en las universidades está directamente relacionado con el incremento de la presencia policiaco-militar en la mayoría de los estados del país, en lugares incluso que no tienen nada que ver con el narcotráfico o el llamado crimen organizado. Es un camino represivo trazado por el Estado, representa el endurecimiento de la política contra el pueblo trabajador.

Se trata de una respuesta desde el poder, para controlar el repudio popular a las políticas neoliberales y fascistoides, repudio expresado en marchas de taxistas, movilizaciones campesinas, acciones de masas del heroico magisterio democrático, marchas de comerciantes, protestas por los derechos de la mujer, entre muchas otras expresiones de descontento.

Los estudiantes no son la excepción, pues actualmente las normales han emprendido una lucha contra la denominada Alianza por la Calidad de la Educación (ACE) propuesta por la charra Elba Ester Gordillo y respaldada por Felipe Calderón, dicha alianza tiene como prioridad desaparecer las normales y ante esta situación no sólo las normales se han movilizado, también el magisterio democrático.

Ante la embestida del Estado contra el movimiento estudiantil debemos cerrar filas, explicar a la comunidad estudiantil que estos sucesos no son hechos aislados, por el contrario, responden a la política ofensiva del régimen contra los trabajadores, estudiantes, campesinos, pequeños comerciantes, contra todos los sectores populares, organizados y no organizados.

Solamente organizados es como lograremos la realización de nuestras demandas más sentidas; toca seguir luchando contra la privatización de la educación, pero lo importante es luchar contra la política fascista que cada día se acentúa más en nuestro país.

tomado de Vanguardia Proletaria #300
leelo en su version electronica

http://www.pcmml.com/vangua.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: