EL PROLETARIADO, UNA CLASE REVOLUCIONARIA!

La clase proletaria encarna la negación del capital y la afirmación del comunismo, porque es una clase que es indispensable para la sociedad burguesa pues vive a costa de su explotación; pero al mismo tiempo el proletariado está excluido de esta sociedad, como hombres privados de propiedad.

Sólo existe para la explotación, no existe para sí mismo, sino para otros; el trabajo y el conjunto de sus cualidades humanas le son privadas. Vivir explotado, esto significa para el proletariado que le son saqueadas todas sus cualidades físicas, intelectuales, morales. Es un sujeto revolucionario porque no podrá despojarse de todo esto más que destruyendo al capital.

La diferencia fundamental entre el esclavo, el siervo y el proletario, es que éste último en la lucha contra la explotación, asume por primera vez en la historia el papel de sujeto revolucionario, es decir, con un proyecto de clase propio, pero valido para toda la humanidad, porque el proyecto y realización histórica del proletariado, es el comunismo: significa la producción y el consumo colectivos, y la abolición de la propiedad privada sobre los medios de producción.

La clase obrera es la que produce y reproduce las relaciones de producción capitalistas, la que proporciona todo el trabajo productivo; ninguna clase ha tenido jamás tanto poder productivo y creador; no hace falta más que ver a nuestro alrededor, toda las inmensas construcciones, el desarrollo tecnológico descansa sobre las espaldas del proletariado.

Salvo la clase obrera todas las demás clases, que han aspirado y tomado el poder, han sido explotadoras. El proletariado necesita abolir la explotación del hombre por el hombre.

En el seno de esta clase se encuentran los elementos y las condiciones que permiten asegurar el desarrollo de la producción incorporada a los procedimientos más avanzados de la ciencia y la técnica, porque a diferencia de otras clases, tiene garantizada su existencia como clase, pues a medida que avanza el capital, crecen numéricamente sus fuerzas y se diversifica.

Además, es la única clase que -objetivamente- representa los intereses de los movimientos revolucionarios, es la única clase consecuentemente anti-imperialista y antifascista, está en contra de la propiedad privada, y por lo tanto, contra la burguesía, está contra toda forma de opresión y explotación.

Es importante señalar que el proletariado está llamado a ser la clase dirigente y emancipadora de la sociedad, por sus cualidades que desarrolla debido a su participación en el proceso productivo socialmente organizado-colectivo, tales como su organización, disciplina y solidaridad, elementos que le conforman su capacidad potencialmente dirigente.

La producción capitalista ha concentrado grandes masas de obreros, los ha organizado para la producción en ramas y especialidades. Los ha disciplinado en las tareas productivas por la misma situación de trabajo y explotación que sufren los obreros, les ha despertado los intereses colectivos, solidarios de clase.

El comunismo es la afirmación histórica del proletariado, por lo tanto, para los obreros no es un bello ideal, sino una necesidad material. De esa necesidad material se desprende la característica revolucionaria del proletariado. La clase obrera no puede llevar adelante sus tareas revolucionarias de emancipación sin emancipar al mismo tiempo a toda la sociedad de la división de clases.

Por todo lo anterior, los marxistas-leninistas no estamos proclamando principios especiales a los que queramos amoldar al movimiento proletario, no tenemos intereses específicos que nos separen del conjunto del proletariado, los comunistas sólo se distinguen de los demás proletarios, porque en la lucha de clases, se destacan y hacen valer los intereses históricos del proletariado, en este caso en el esclarecimiento como el sujeto revolucionario.

El Partido Comunista sintetiza los intereses históricos del proletariado y los defiende en las diferentes fases de la lucha de la clase proletaria. Por lo tanto, el nacimiento y constitución del Partido Comunista de México (marxista-leninista), no tiene nada que ver, con la constitución de un Partido aparte, sino por el contrario, afirma prácticamente la tendencia general del proletariado a constituirse en Partido político y -más aún- a constituirse en el sujeto revolucionario que será el sepulturero de esta sociedad de explotación y opresión.


tomado de Vanguardia Proletaria #302
leelo en su version electronica

http://www.pcmml.com/vangua.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: