NO PUDO LA JFCA DECLARAR EL FIN DE LAS RELACIONES LABORALES EN LUZ Y FUERZA

SPARZA

El
dirigente del SME, Martín Esparza Flores, a su salida de la Junta
Federal de Conciliacion y Arbitraje, después de la audiencia de este
sábado en esa sede

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) no pudo declarar
ayer el fin de las relaciones laborales, individuales y colectivas, en
Luz y Fuerza del Centro (LFC). En cambio reconoció la personalidad
jurídica del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), que deberá
seguir representando, en este proceso, los intereses de sus afiliados.
Lo anterior fue posible tras la
suspensión provisional que concedió la víspera un juzgado federal,
respecto del amparo que solicitó el SME sobre la cancelación del
decreto presidencial (11 de octubre) de extinción de LFC.
El SME exige, en consecuencia, la
vigencia del contrato colectivo de trabajo, la reinstalación de 44 mil
empleados y el pago de salarios caídos.
Tras una
audiencia de 10 horas, Martín Esparza, dirigente del SME, habló ante
miles de electricistas que lo esperaban fuera de la JFCA, pese al frío
nocturno.
Con el acta de la audiencia en mano
–donde estampó su firma–, les dijo que ese tribunal no pudo dictar un
laudo para finiquitar las relaciones laborales, en tanto se resuelve en
definitiva el amparo.
Hoy se frotaban las manos en la junta
[…]. Ya se frotaban las manos las trasnacionales, como Iberdrola;
guste o no al Ejecutivo, a [Javier] Lozano, a las trasnacionales, la
materia de trabajo es propiedad del SME, manifestó.
Anunció una nueva etapa en las acciones
del SME, que incluye agotar la vía jurídica para revertir el decreto
que liquida LFC, pero sobre todo impulsar el movimiento social con
apoyo popular.
Citó a asamblea general para el lunes.
Allí se propondrá colocar banderas rojinegras en los centros de
trabajo, como símbolo de impulso a la huelga nacional.
Hoy es un día importantísimo, porque no se pudieron salir con la suya, declaró.
Junto con los abogados defensores del
SME, Esparza señaló que el gremio no está dispuesto a permitir un
retroceso de 100 años en los derechos laborales y pidió a los más de 20
mil jubilados de LFC que cobren su quincena para ayudar a reforzar el
movimiento.
El lunes anunciará un plan financiero para apoyar a los electricistas que cumplen ya cuatro semanas sin recibir salario.
Enviarán a grupos de trabajadores y
organizaciones solidarias a los estados de la República, porque este
asunto, dijo, será resuelto con el apoyo del pueblo de México, acciones
pacíficas y con todos los recursos que da la ley.
Reiteró que solicitarán a la Suprema
Corte de Justicia de la Nación que inicie de manera oficiosa, pero
también por compromiso moral, un análisis del caso y restablezca el
orden constitucional transgredido, y que se involucre en este tema como
vía para recuperar la paz.
De manera simultánea, la próxima semana
definirán las acciones colectivas hacia un posible paro o huelga
nacional. Frente a los trabajadores reunidos fuera de la JFCA, algunos
con sus familias, recordó el sentido falaz del decreto de extinción de
LFC, particularmente el relativo a que era necesario terminar con esta
empresa para tapar el hoyo financiero del país. Sin embargo, agregó,
ayer aprobaron nuevos impuestos, lo cual demuestra que atrás de todo
esto hay un golpe de Estado no sólo para el SME, sino para el
sindicalismo.
Pidió a sus compañeros mantenerse
unidos y honrar la memoria histórica para defender la contratación
colectiva y derechos como la jubilación.
Esparza firmó el acta de audiencia en
la cual consta que compareció, pero eso no significa que lo reconozcan
como secretario general.
Por hambre no nos van a vencer

Mientras, la Secretaría del Trabajo y
Previsión Social (STPS) emitió un comunicado donde informa sobre la
audiencia, motivada por el aviso de terminación de relaciones de
trabajo que presentó el Servicio de Administración y Enajenación de
Bienes, liquidador de LFC respecto del SME y los ex trabajadores
sindicalizados.
Refiere que compareció Esparza, pero
sin identificarlo como líder del gremio, pues –dijo– el pasado 5 de
octubre la STPS le negó la toma de nota como secretario general relecto
del SME.
La STPS dijo que el procedimiento quedó
en estado de resolución y, por tanto, la misma será emitida una vez que
se resuelva el juicio de amparo: Hecho lo anterior la JFCA estará en
posibilidad, a la luz de las pruebas admitidas, de emitir la resolución
en la que apruebe o desapruebe la terminación de las relaciones de
trabajo.
La audiencia estuvo a cargo de
Esperanza Bonifaz, jefa del área de Conflictos Colectivos de la JFCA,
es decir, el presidente de la junta no dio la cara, precisó Carlos de
Buen, abogado del SME.
En entrevista, comentó que, durante la
audiencia, Bonifaz iba a otra oficina a buscar acuerdos con el
presidente de la junta. Me parece que en esos acuerdos estaba la
decisión del secretario del Trabajo [Javier Lozano], obviamente en
forma indebida, porque no tenía que meter las narices.
Respecto del número de trabajadores que
han cobrado su liquidación (18 mil 500, 42 por ciento del total, según
la STPS), el vocero del SME, Fernando Amezcua, dijo que desconoce el
fundamento de tal cifra, pues el sindicato ha interpuesto casi 30 mil
amparos de un total de 44 mil trabajadores en activo.
El gobierno no nos va a doblar. Esta
lucha será de resistencia. Los electricistas están acostumbrados a dar
la vida en las líneas vivas o en las bóvedas; por hambre no nos van a
vencer, advirtió Amezcua.
Periódico La Jornada

 

Domingo 1º de noviembre de 2009, p. 7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: