DECLARACION POLITICA DEL VII ENCUENTRO DELCONGRESO SOCIAL HACIA UN NUEVO CONSTITUYENTE

7o Encuentro Nacional del Congreso Social
Los delegados al Séptimo Encuentro Nacional del Congreso Social, reunidos en Comitan,Chiapas, los días 2 y 3 de Febrero de 2013,
DECLARAMOS:
Que continuara el empeoramiento progresivo de las condiciones económicas del mundo y de nuestro país, derivadas de la crisis económica de 2008, así lo demuestra la crisis de deuda de Europa, el estancamiento económico de Estados Unidos, y la reducción en el crecimiento de la producción en China, entre otros datos sustanciales que condicionan un estancamiento general de la economía mundial.

 

Que los costos y pérdidas de esta situación económica pretenden seguir siendo cobrados a los trabajadores, masas populares y pueblos del mundo por parte de los grandes capitalistas y sus regímenes. Para ello implementan, y pretenderán imponer más desempleo y flexibilización laboral, así como medidas que resten derechos a los trabajadores en beneficio de los patrones, medidas que obliguen a pagar más impuestos a las masas populares y menos impuestos a los capitalistas, que reduzcan el gasto social de los gobiernos, reorientando los recursos públicos para financiar a entidades financieras especulativas, implementarán con más violencia megaproyectos de saqueo y sobreexplotación de recursos naturales a los pueblos del mundo, es decir, pretenderán seguir imponiendo de forma cada vez más violenta el modelo económico neoliberal, con el egoísta interés de salvar las ganancias de un puñado de burgueses y sus modo de producción capitalista a costillas de los más 7 mil millones de habitantes del planeta.

 

Que esta situación ha traído como consecuencia el descontento generalizado de la población de todo el mundo, de sus obreros, de sus campesinos, de sus jóvenes, de pueblos enteros, que permanentemente salen a las calles y protestan, oponiéndose a la política pro capitalista de sus regímenes y en algunos casos movilizándose para tirarlos e instaurar nuevos gobiernos y cambiar el rumbo de sus países. Este descontento y lucha generalizada en todo el mundo, tiende a salirse de los marcos nacionales y a internacionalizarse, una muestra de ello es la exitosa huelga política continental europea del 14 de noviembre de 2012, tiende a pasar de demandas reivindicativas y de cuestionamiento al modelo económico, al cuestionamiento de todo el sistema, a señalar al modo de producción capitalista y a los regímenes que lo sustentan, como los responsables de las terribles condiciones de vida de la mayoría de los países y de la población mundial, y de las graves afectaciones a la naturaleza y al planeta en general.
Que en México la oligarquía financiera ha impuesto un gobierno federal, encabezado por Enrique Peña Nieto, que representa la continuidad de los gobiernos neoliberales anteriores, el cual en tan solo dos meses de gestión ha impuesto dos reformas estructurales: la reforma laboral y la reforma educativa, amenazando con aprobar próximamente las reformas energética, Fiscal y de Seguridad Social, todas ellas contrarias a los intereses de la población y beneficiarias de un puñado de grandes capitalistas; el saldo de este nuevo gobierno a 60 días de su imposición es de: cerca de dos mil personas muertas por la continuidad de la “guerra contra el narco”, nuevos gasolinazos y la consecuente carestía económica, el golpe a los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas con el fallo en su contra a través de la corrupta Suprema Corte de Justicia de la Nación, la libertad de una secuestradora francesa, y la impunidad del exsecretario de Seguridad Publica Genaro García Luna, la represión al movimiento el pasado 1 de diciembre del 2012, con los presos políticos y la impunidad de los policías federales, mandos y políticos responsables de violar derechos humanos y dejar gravemente heridos a varios manifestantes.

 

Que la forma general en la que el gobierno federal implementa esta política antipopular es mediante el “acuerdo” y cooptación de toda oposición mediante el “Pacto por México”, buscando dividir a las fuerzas críticas a su gobierno, desmovilizando a buena parte de ellas, al mismo tiempo que no atiende los reclamos de la real oposición, mostrando cerrazón, estableciendo un cerco mediático o de abierta criminalización a través de los medios de comunicación, reprimiendo, por ahora, de manera aislada opositores, y preparando en un futuro una represión más generalizada de toda la oposición.

 

En esta perspectiva el Congreso Social reafirma su compromiso de avanzar hacia la ruta de la unidad con todos los referentes que aglutinan a diversos sectores en lucha de nuestro país, a seguir trabajando por hacer realidad el Frente Único de la clase trabajadora con el pueblo en general a fortalecer las luchas locales que enfrentan en estos momentos los pueblos en defensa de sus recursos naturales y culturales contra los intereses de los monopolios que pretenden a toda costa hacerse de ellos para elevar sus ganancias, como es el caso de los pueblos y comunidades indígenas de Chiapas y del Istmo de Tehuantepec, que con valentía y organización luchan para oponerse las empresas eólicas extranjeras, y de los pueblos de Tlalpan y Quintana Roo en contra de la imposición de Wal Mart y Dragon Mart en sus zonas arqueológicas.

 

Que a dos meses de la imposición de Peña Nieto el movimiento social, dentro del él, el Congreso Social Hacia un Nuevo Constituyente, hemos enfrentado al actual régimen y su política, con lucha y movilización, la movilización del 1 de diciembre, y la gran jornada nacional de movilización del 31 de enero convocada por el Frente Amplio Social, la heroica lucha de los pueblos del istmo de Oaxaca contra el despojo para megaproyectos eólicos, replegando a la marina, policía federal y estatal de sus territorios, dan muestra de ello; a la par hemos llamando y construido la unidad a todos los niveles, desarrollando espacios de reflexión, discusión, acuerdos e incluso ejercicio del poder, ejemplos notables de esto los tenemos en las asambleas populares de base y sus policías y milicias populares en la montaña y costa chica de Guerrero, en la Zona purépecha de Michoacán, quienes han tomado en sus manos la seguridad pública de sus territorios.

 

Que consecuentes con lo anterior nos comprometemos a seguir desarrollando la organización de nuestro pueblo, contribuyendo a la vinculación de todos los referentes de unidad, de todos los movimientos, de todos los afectados por el régimen y su política hacia una gran unidad, no importa el nombre que esta tome, que se construya desde abajo, desde las asambleas populares de base, en la ciudad y en el campo, en las localidades, municipios y estados, que a la par de dar la pelea por sus demandas inmediatas más sentidas, enfrente la ofensiva de los oligarcas y su gobierno, utilizando todas las formas de lucha, que acumule fuerzas, eleve las formas de lucha y organización tendientes a no dejar gobernar a Enrique Peña Nieto, e inclusive, si hubieren condiciones, buscar su derrocamiento, hacia la instauración de un gobierno popular que convoque a un nuevo constituyente que instaure un nuevo régimen de carácter democrático popular, que haga posible la aplicación de un Proyecto de Nación del mismo carácter que allane el camino al socialismo y hacia una sociedad sin explotados ni explotadores.

 

Como parte de lo anterior llamamos a difundir, preparar y participar en las siguientes acciones de movilización, buscando que estas sean cada vez más unitarias, en mayor cantidad de territorios del país, y que vayan escalando hacia frenar al régimen y su política y posibilitar el cambio del mismo, hacia un cambio de rumbo en materia económica política y social.

 

Llamamos a participar en la movilización magisterial-popular del 5 de febrero de 2013 con las consignas “ni una reforma neoliberal más” y en “defensa del artículo tercero”, a participar en la jornada nacional de movilización en contra de la empresa eólica transnacional “Mareña Renovables” ante el intento de despojo de tierras y recursos de las comunidades del istmo de Tehuantepec y la represión contra ellos, acumulemos fuerzas hacia un primero de mayo proletario y popular, impulsemos la gran jornada campesina de lucha del 10 de abril, las jornadas magisteriales de movilización de mayo, vayamos preparando una jornada nacional de lucha y un cerco a la cámara de diputados el 1 de septiembre, en el marco del primer informe del neoliberal peña nieto, así como en Egipto celebran con lucha de clases el aniversario de la primavera árabe, así en México movilizados y organizados salgamos a las calles el 1ro de diciembre a conmemorar la batalla de san lázaro, resaltando que no daremos un paso atrás, hasta tirar a los neoliberales y a este sistema capitalista imperialista, y sobre sus ruinas construir un mundo sin explotados y sin oprimidos.
Fraternalmente :
Comisión Nacional del Congreso Social Hacia un Nuevo Constituyente
Comisión Técnica, Prensa, Difusión y Propaganda.
Blogspot:
correo electrónico:

 

Comments
One Response to “DECLARACION POLITICA DEL VII ENCUENTRO DELCONGRESO SOCIAL HACIA UN NUEVO CONSTITUYENTE”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: